Conoce Colombia

Colombia, el país del realismo mágico

Llega el viento por el norte de Colombia y pone a girar los molinos eléctricos que Don Quijote vería como enormes caballeros andantes en el hipnótico paisaje de La Guajira. Después de jugar con las aspas, continua su camino por las playas de Cartagena y refresca a las mujeres que toman el sol, para luego colarse entre las grietas de las murallas donde una ciudadela antiquísima le habla de héroes de otro tiempo. La corriente de aire va hasta Medellín y compite en una carrera contra el metro. Derrotada, la brisa asciende la montaña, hace temblar las hojas de los cafetales, y llega muy fría a Bogotá, donde obliga a los pobladores a meter sus manos entre los bolsillos para buscar calor mientras ella se lanza al vacío desde un altísimo edificio.

Ver más

El Nobel colombiano enfermo de poesía

Desde la cuna, Gabriel García Márquez contrajo el mal de la poesía: su abuela no decía llorar sino requebrar. Ella le contagió esa enfermedad que no tiene cura y que llevó a que su paso por la vida siempre estuviera acompañado de una tristeza de espíritu que si a veces no se notaba solo se debía a que la combatía con música, amigos y ron. Ese virus que circulaba por su sangre hizo que construyera un universo literario complejo y fantástico que, luego de publicar Cien años de soledad, lo hizo merecedor del premio Nobel.

Ver más

Fonseca, el artista camaleón

No es una de esas personas que una vez se acomodan buscan quedarse en el bienestar de lo conocido. No. A Fonseca le gusta probar, explorar y cambiar, incluso cuando su curiosidad y su necesidad de transformación implican un riesgo. Por eso, desde que llegó a las emisoras y empezó a sumar seguidores, su música nunca ha sonado igual, a pesar de que la base ha sido la misma.

Ver más

Carlos Vives, un rockstar a la colombiana

El primer escenario en el que se presentó fue una sala de espera. Él y su hermano daban serenatas a los pacientes del hospital en el que trabajaba su papá. Desde los cinco años su abuela le enseñó a tocar el piano y un poco después siguió con la guitarra. Quienes conocieron a Carlos Vives en este entonces debieron pensar que para él la música era lo primero, pero estaban equivocados: quería ser médico, como su padre. Sin embargo, la vida, con señales que le puso aquí y allá, se encargó de mostrarle cuál era el camino correcto para su mente creadora.

Ver más

La riqueza se mide en agua

En medio de la cordillera de los Andes, específicamente en el Macizo Colombiano, se encuentra un tesoro. A pesar de que no brilla, ni sirve para elaborar las joyas que decoran el cuerpo de las mujeres del planeta, su valor supera el de todo el oro del mundo, ya que no depende de la demanda del mercado ni de la sociedad de consumo, sino de la necesidad de la humanidad de recurrir a él para sobrevivir.

Ver más

Los alucinantes desiertos de Colombia

Llueve poco, muy poco. El cielo siempre está despejado y el sol hace que la arena brille. Al leer estas palabras, una sensación de calor empieza a recorrer el cuerpo y esto se debe a que, en efecto, el desierto de La Guajira, en el norte de Colombia, es cálido, muy cálido. Que la temperatura llegue a los 42 grados centígrados es cotidiano, sin embargo, no suele ser sofocante porque el viento de la península es amigo íntimo del sol. Vuela refrescante y libre entre las dunas hasta llegar a encontrarse con el mar.

Ver más